axerve_logo

Soluciones

Soluciones únicas e integradas para gestionar todas formas de pago en todos canales en línea
Cómo la blockchain está transformando los pagos digitales

Cómo la blockchain está transformando los pagos digitales

Publicación: 7/27/2022 • Tiempo de lectura: 8 minutos

El término blockchain lleva mucho tiempo capturando la atención de los medios de comunicación que abordan temas de novedades tecnológicas, sobre todo aquellos relacionados con la innovación en los pagos digitales.

Pues, ¿qué es blockchain? Es una pregunta muy importante, porque este tema abarca todos los diferentes sectores en lo que se puede aplicar la cadena de bloques. Y hay tantos, dado que el potencial de esta tecnología podría revolucionar y eliminar a los intermediarios que siempre han desempeñado un papel central en muchos ámbitos, especialmente en el financiero, debido a su característica de ser descentralizada.

Todo lo que gira en torno a la blockchain, sus características y los campos de su posible implementación puede ser difícil de abordar, de ahí que aquellos que nunca han explorado el tema puedan sentirse abrumados por su complejidad. El objetivo de este artículo es proporcionar algunas herramientas para comprender qué es la blockchain y descubrir en qué sectores tendría más potencial, investigando en detalle su relación con mundo de los pagos, obviamente digitales.

Qué es una cadena de bloques y cómo funciona

Blockchain puede definirse como una base de datos distribuida, en la que es posible registrar transacciones de todo tipo entre las partes de forma directa y segura y en tiempo real, sin necesidad de intermediarios y con total trazabilidad. Sus elementos se agrupan en bloques, cuya integridad se garantiza mediante el uso de criptografía gracias a las funciones hash, códigos alfanuméricos únicos que, una vez asignados al bloque, permiten añadirlo a la blockchain en orden cronológico.

Simplificando aún más, el concepto de blockchain se identifica como una tecnología que puede rastrear los intercambios de activos tangibles e intangibles sin necesidad de terceros, actuando como un regulador o certificador y, por consiguiente, reduciendo las partes involucradas en las transacciones y los costes relacionados. Y ¿cómo lo hace? A través de una estructura a cadena de bloques de transacciones, recogidas en un libro mayor (ledger) distribuido, o sea, una base de datos que se comparte y sincroniza a través de todos los dispositivos conectados (participantes) en diferentes países, en contraste con un ledger centralizado, que guarda todos los registros de una sola organización, a la que pertenece.

La inmutabilidad del registro de transacciones está vinculada no tanto a su tamaño, que sí puede crecer, sino a su contenido, que una vez escrito ya no es modificable ni borrable, de lo contrario se invalidaría toda la estructura. El último elemento que completa esta estructura son los nodos, es decir, cada dispositivo que está conectado a la red y que mantiene una copia actualizada en tiempo real de toda blockchain.

En aras de claridad, recopilamos las propiedades fundamentales de blockchain:

  1. Presenta un Open Ledger, es decir, el ledger donde se registran todas las transacciones es abierto, puede consultarse por todos los interesados.
  2. Es posible revisar las transacciones en la cadena observando el registro de transacciones e identificando cuántas de ellas pertenecen a la misma persona.
  3. Cada participante guarda una copia de los datos, lo que descentraliza el sistema de registro. De esta forma, si el sistema tiene problemas de funcionamiento, el resto de la red sigue funcionando gracias a las copias almacenadas.
  4. Las transacciones se añaden de forma segura al final de la blockchain.

Asimismo, cabe mencionar que hay dos tipos de blockchain: pública y privada, también denominadas permissionless y permissioned. La primera se caracteriza por no pedir autorización para acceder a la red, realizar transferencias o participar en la verificación y creación de un nuevo bloque; en contra, en las blockchains permissioned hay una autoridad central que puede decidir quién puede acceder a ella y qué roles de usuario pueden asignarse, así como marcar las reglas sobre otras restricciones.

Blockchain y los pagos digitales

El mundo de las finanzas es el sector donde se esperan los resultados más prometedores de la aplicación de la blockchain. En 2008 Satoshi Nakamoto, seudónimo de una o varias personas, publicó el documento “Bitcoin: A Peer to Peer Electronic Cash System”, al que debemos la introducción simultánea a las masas de 2 conceptos fundamentales, criptomoneda Bitcoin y blockchain – de ahí que muchos confundan Bitcoin con la cadena de bloques que es la tecnología subyacente. Los proyectos relacionados con blockchain y finanzas se han multiplicado desde entonces, ya que esta tecnología tiene un rasgo potencialmente revolucionario: elimina los intermediarios durante los procesos de pago (por ejemplo, los bancos) y permite transferir los fondos directamente del comprador al vendedor.

En Europa, alrededor del 30% del valor del mercado de la tecnología blockchain – cuyo valor ha superado los 5.000 millones de dólares (USD) en 2021¹ – se ha atribuido al sector bancario a finales de 2021 y se utilizará principalmente para pagos y liquidaciones transfronterizas (16% en todo el mundo), acuerdos de seguimiento de transacciones (smart contracts) y en el entorno de las finanzas comerciales (como préstamos y financiación) ².

Aunque el potencial del blockchain es reconocido casi universalmente, hoy en día muchos actores financieros e inversores institucionales afirman tener dudas sobre el futuro de la derivación más conocida de la blockchain: las criptomonedas. En seguida enumeramos los factores que generan mayor escepticismo:

  • Alta volatilidad de su valor, en comparación con las monedas tradicionales (FIAT);
  • Escasa escalabilidad para los pagos y flujos de procesamiento de pago;
  • Falta de regulación;
  • Problemas de seguridad, relacionados con el uso de claves privadas y la ausencia de intermediarios;
  • Uso para fines ilegales (por ejemplo, ransomware);
  • Elevado consumo de energía relacionado con la computación de alto rendimiento (HPC) necesaria para los mineros de criptos, que tienen que resolver algoritmos matemáticos muy complicados. Una rápida comparación muestra que 1 transacción de Bitcoin necesita 1.779,11 kWh, mientras que 100.000 transacciones de Visa solo 148,64 kWh, según el Digiconomist’s Energy Consumption Index. Sin embargo, dado que se elimina la necesidad de intermediarios y los gastos energéticos asosciados, se podría argumentar que el consumo de electricidad no es tan diferente.

Las cuestiones que acabamos de mencionar no son irresolubles, ya que nuevas soluciones que aumenten la seguridad y la escalabilidad en el ámbito de los pagos siguen estudiándose y desarrollándose. Aunque haya quien las considera como una burbuja especulativa, su potencial es innegable, y a lo largo de los años no han faltado las oportunidades de aplicación de blockchain y criptomonedas, precisamente gracias a los principales actores en el campo del procesamiento de pagos Ecommerce y digitales.

En octubre de 2020, PayPal anunció el lanzamiento de un nuevo servicio que permitiera a sus clientes comprar, almacenar y vender criptomonedas directamente desde su cuenta de PayPal, servicio que comenzó en el segundo semestre de 2021³. Otro ejemplo es el caso de Visa, que, en septiembre de 2021, anunció la construcción de un Hub de pagos de cadena cruzada que permitirá la transferencia y el intercambio de activos digitales a través de varias blockchains y canales de pago, gracias a un protocolo llamado Universal Payment Channels (UPC) ⁴.  Siempre Visa lanzó un comunicado de prensa, en diciembre de 2021, en el que presentaba un asesoramiento sobre criptomonedas para apoyar a la navegación de los clientes en tema de monedas digitales y NFT (tokens no fungibles).

“Estamos aquí para permitir a los clientes, comerciantes y empresas mover el valor digital, tradicional o cripto, como quieran. Debería ser su elección, es su dinero” ⁵, declaró Raj Dhamodharan, vicepresidente ejecutivo de Activos Digitales y Productos Blockchain de Mastercard, durante un comunicado de prensa en febrero de 2021, en el que la compañía anunció que comenzaría a soportar algunas criptomonedas en su red. En octubre de 2021, Mastercard se asoció con Bakkt, gestor de activos digitales, para ayudar a los bancos a ofrecer recompensas en criptomonedas en sus tarjetas.

Estas son solo algunas de las principales noticias de inversiones en blockchain y en criptomonedas basadas en esta tecnología por parte de empresas activas en el ámbito de los pagos. Es probable que estas inversiones ayuden a impulsar la confianza en la industria, confianza que puede traducirse en un aumento de los ingresos atribuibles al mercado mundial de blockchain: según Polaris Market Research, este mercado ha alcanzado los 5.850 millones de dólares (USD) en 2021 y se prevé que llegue a los 1.235.000 millones en 2030, lo que representa una CAGR del 82,8%¹.

Otras áreas de aplicación de la blockchain

El potencial de la blockchain promete revolucionar muchos ámbitos de nuestra vida cotidiana, sobre todo si tenemos en cuenta su capacidad para crear ecosistemas más transparentes y con menores costes que las soluciones ya existentes.

Los campos de aplicación son diversos y muchos de ellos están aún en fase de investigación, por lo que es difícil elaborar una lista completa. A continuación, recogemos de algunos de los sectores en los que ya se está invirtiendo mucho a nivel mundial para sacar el máximo partido de la tecnología blockchain:

Certificación de activos físicos y digitales

Las cadenas de bloques permiten certificar la veracidad y la propiedad de un producto o un activo intangible. Por ejemplo, certificar la autenticidad de un certificado, piezas de recambio en el sector del automóvil u obras de arte. Hace tiempo que se habla mucho de los NFT (Tokens no fungibles), es decir, tokens que gracias a la blockchain pueden acreditar la propiedad de activos digitales y permitir su venta, como ocurrió en el caso del primer tweet publicado por Jack Dorsey, el fundador de Twitter.

Certificación de la cadena de suministro

Rastrear y certificar toda la cadena de producción, venta y distribución de un producto puede ser costoso y no siempre fácil de llevar al cabo. Sin embargo, la blockchain, gracias a sus características, puede facilitar el seguimiento de la cadena de suministro mediante la aplicación de los smart contracts. Se trata de contratos inteligentes que permiten la ejecución automática y en tiempo real de acuerdos entre diferentes partes, a condiciones de que cumplan con las condiciones estipuladas. De hecho, el smart contract es un conjunto de líneas del código asociado a la blockchain y ejecutable en cualquier momento con información actualizada. Los sectores que pueden beneficiarse de la tecnología blockchain son muchos y pueden abarcar ámbitos desde la gran distribución hasta la agroalimentación.

Servicios de la administración pública

Otro sector en el que la blockchain podría aportar muchos beneficios es la administración pública y sus servicios. La eficiencia, reducción de costes y agilización de los procesos que son típicas consecuencias de la aplicación de la tecnología a cadena de bloques pueden revelarse una solución ideal desde la seguridad en la conservación de datos hasta la prestación de servicios a los ciudadanos.

Venimos de recopilar algunos ejemplos de posibles implementaciones de la innovadora tecnología blockchain, entre los que destaca el sector financiero, entre cuyos actores los posibles efectos y ventajas de la cadena de bloques están generando el mayor interés. Este interés destaca, entre otras cosas, por las muchas experimentaciones en las que se ha aplicado esta tecnología: los ejemplos más conocidos son las criptomonedas, como el Bitcoin y la mayoría de las altcoins – es decir, sus alternativas – como Ethereum, Dogecoin, Zcash y miles de otras criptomonedas.

Como hemos escrito, el tema blockchain es muy complejo y debe ser explorado más a fondo para obtener una imagen completa de sus características y potencial. El objetivo de este insight es proporcionarte un conjunto de herramientas que te ayuden a entender una de las más recientes innovaciones que está contribuyendo al cambio en los pagos digitales y te permitan aprovechar las oportunidades que surgirán en un futuro próximo.

Fuentes
1

Blockchain Technology Market Size Worldwide in 2021, with a Forecast for 2030 (in Billion U.S. Dollars). | Polaris Market Research.

2

Europe blockchain market value share 2021, by industry | Statista

3

PayPal Launches New Service Enabling Users to Buy, Hold and Sell Cryptocurrency | PayPal

4

Making digital currency interoperable | VISA

5

Why Mastercard is bringing crypto onto its network | Mastercard

etiquetaMétodos de pagoPagos digitales

Suscríbete a nuestra newsletter